El objetivo de la Encuesta de Ingresos y Gastos de los Hogares que levanta cada dos años el INEGI es proporcionar un panorama estadístico del comportamiento de los ingresos y gastos de los hogares en cuanto a su monto, procedencia y distribución. El Ingreso Corriente monetario de un hogar comprende el total de ingresos (en pesos mexicanos) que todos sus miembros puedan proveer. Estos ingresos pueden venir de diferentes fuentes, entre ellas, el trabajo, rentas, remesas, etcétera.

Si se compara el año de 1984 a 2020, la fuente principal de ingresos es el ingreso por trabajo, pues éste representa poco más del 60 por ciento. En segundo lugar, se encuentra la fuente de ingresos por transferencias que representa cerca de 21 por ciento, seguido por negocios propios con 9 por ciento de participación. De 2018 a 2020, los ingresos por trabajo y negocios propios perdió importancia dentro de la estructura del ingreso corriente monetario de los hogares, contrariamente, las transferencias incrementaron 5 puntos porcentuales. Cabe señalar que las transferencias se componen de jubilaciones, becas, beneficios de gobierno y otros.

Por otra parte, situación paradójica en México, en 36 años, el ingreso corriente monetario de los hogares presenta un incremento del 0.48 por ciento a precios de junio de 2021. De 2018 a 2020, el ingreso corriente monetario diario de los hogares disminuyó 38 pesos, es decir, -7.17 por ciento menos, el ingreso por trabajo y los ingresos por trabajo propio disminuyeron -10.30 por ciento.

En la Tabla 3 se muestra la evolución del tamaño de la población desde 1984 a 2020, la población pasó de 76 a 127 millones y los hogares pasaron de 15 a 36 millones, es decir, un incremento anual del 1.8 y 3.8 por ciento, respectivamente. Una de las mediciones clásicas para establecer una línea de pobreza por parte del Banco Mundial es con la mitad de la media del ingreso monetario, en este documento se establece con la mitad de la media por ingreso monetario por trabajo, ya que es la principal fuente del ingreso corriente monetario de los hogares.

En 2020, el umbral que se plantea, de acuerdo a las estadísticas, es la mitad de la media del ingreso por trabajo, la cual equivale a 860 pesos mensuales por persona o 3,049 pesos mensuales por hogar. Existen en el país 45.2 millones de personas cuyo ingreso por trabajo remunerado es menor a 860 pesos mensuales, es decir, 1.30 dólares al día, independientemente de las otras fuentes de ingresos que perciban. Son poco más de 45 millones de personas en México en 2020 cuyo ingreso por trabajo es menor a 1.3 dólares al día, 3 millones de personas más que en 2018, esto significa un millón de nuevos hogares en situación de pobreza. De 2018 a 2020, la población incrementó 1.3 por ciento, mientras que la población pobre 7 por ciento, aproximadamente, el mayor incremento desde 2012.