María Trinidad “Trini” García Madero es una panista de 82 años que vive en Naucalpan de Juárez, Estado de México. Nació en Guadalajara, Jalisco, el 20 de diciembre de 1938 y contrajo matrimonio con Abraham Carlos Reyes Orozco, con quien se sumó a la lucha por un México mejor a través del activismo político.

En una plática agradable y acompañada por sus hijas María Rosa y María Isabel, doña Trini relató a La Nación algunas de las actividades que realizó antes de ser militante del PAN y otras ya como parte del partido albiazul.

“Mi esposo y yo fuimos, como muchos militantes, activos y honestos, sin intereses personales o de grupo, el rostro propio de Acción Nacional, tal y como decía Carlos Castillo Peraza, una persona que admiramos mucho”.

Campaña tras campaña, continuó, apoyamos a candidatos para todos los cargos de elección popular, hacíamos proselitismo político con nuestros propios recursos porque en aquellos años no se tenían las prerrogativas que ahora existen en el PAN. Todo aquel que quisiera participar tenía que aportar de su bolsillo, apoyados por los candidatos y las actividades de fondeo, como boteo o rifas.

Su activismo político le viene de abolengo, pues tuvieron fuertes ejemplos de solidaridad y labor política de sus padres. Sus motivaciones se alimentaban por su inalterable espíritu de ayuda al prójimo.

 

Labor social

Además de apoyar al PAN, doña Trini también realizó actividades por su comunidad, como ser socio-fundador de la Caja Popular San Pedro.

Gracias a sus estudios de enfermería fue vocal de salud del Consejo de Colaboración Municipal de su colonia Lomas de la Cañada. Asimismo, oficializó una denuncia ante la autoridad municipal con puntos de localización para clausurar ventas de droga disfrazadas de tienditas, además de que impartió un curso de primeros auxilios en el Comité Directivo Municipal del PAN en Naucalpan.

También creó la primera campaña de alfabetización del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos donde formó grupos principalmente de mujeres que no sabían leer y escribir, y proporcionó un cuarto de su casa para que más de 20 madres acudieran a sus clases.

 

Compromiso con México

El compromiso que María Trinidad García y Abraham Carlos Reyes tuvieron con el PAN fue tan grande que ellos mismos aportaban parte de sus recursos económicos para muchas de las acciones que se realizaban en campaña, en beneficio del candidato o candidatos en turno.

Al afiliarse al PAN realizaron las actividades propias de un militante activo, pero también las hicieron con convicción, para lograr instaurar un régimen más democrático, más justo y siempre desearon ver un país mejor, sin pobreza, sin corrupción, un México donde hubiera igualdad y con mayores oportunidades e instituciones de seguridad que garantizarán confianza y mejores servicios a la población.

“En las elecciones vivimos momentos muy difíciles, recibíamos muchas amenazas de muerte por el simple hecho de ser del PAN, pero eso no nos doblegó”.

Doña Trini y su esposo fueron agredidos muchas veces por ser los únicos panistas de su colonia, los policías los detenían cuando hacían las pintas de bardas, incluso, hubo ocasiones en que los candidatos los auxiliaban para que no fueran llevados ante un juez.

“Realizamos reuniones domiciliarias para recibirlos en nuestra casa de las Lomas de la Cañada en Naucalpan. Allí se dieron cita destacados políticos como Luis Felipe Bravo Mena, Amado Olvera Castillo, José Luis Durán Reveles, Armando Gordillo Mandujano, Javier Paz Zarza, y candidatos a diputados locales y federales como Mario Sandoval, Raymundo Garza y Carlos Galán”.

Aunque doña Trini no ocupó cargos dentro del Partido, se enfocó en otras actividades como el proselitismo político, reclutamiento de ciudadanos para representantes de casillas y entrega de nombramientos.

Apoyó a candidatos en campaña, cierres o eventos de protesta por fraudes electorales, como en Atizapán de Zaragoza con Carlos Madrazo Limón o en la huelga de hambre realizada por Manuel “Maquío” Clouthier en la columna de la Independencia en pro de la reforma electoral.

Para concluir, doña Trini invitó a los jóvenes y a aquellos que quieren formar parte del PAN a que se preparen y estudien, no sólo en su formación académica sino la historia de Acción Nacional, para que conozcan los años de lucha que se vivieron en México.

“Tengo tantas anécdotas que contar que van a quedar pendientes, pero de lo que más me siento feliz fue de tener una vida de lucha para posicionar al PAN como un partido con una visión diferente de país, un país que anhelamos todos los mexicanos”.