El principal mensaje para todos los mexicanos, ante este alarmante repunte de contagios por COVID-19, es que nos sigamos cuidando. La pandemia no ha terminado, este virus llegó para quedarse y nos vino a cambiar todo el panorama de vida, afirmó Carlos Arturo Palomeque Ramos, médico residente de medicina interna en el ISSSTE del estado de Chiapas.

En entrevista para La Nación, añadió que no hay que fiarse del semáforo epidemiológico de riesgo que publican las autoridades federales de salud, ya que la pandemia está en uno de sus puntos más críticos en el país.

El médico general, por parte de la Universidad Autónoma de Chiapas, lamentó que de manera desafortunada parece que los ciudadanos le importamos muy poco al gobierno, y esto queda claro cuando no se toman las medidas necesarias para el control de la pandemia y tratan de hacernos ver que hay un México donde ya no hay pandemia, en donde todos podemos hacer nuestra vida normal y esto no es así.

Aseguró que las cifras muestran un repunte en los contagios por SARS-CoV 2, además de que realmente nunca ha existido una segunda ola de contagios, ni existe una tercera ola, porque no hemos salido de la primera; no ha existido un control de la epidemia, esto a pesar de haber tenido una cifra baja de internamientos en cierto punto, pero se puede decir que nunca hemos estado cerca de un porcentaje cero de contagios.

“Ahora existe un descontrol total, lo puedo asegurar porque me desempeño dentro del medio hospitalario, las cifras son alarmantes y las noticias, por lo menos en México, informan que no hay urgencia. No están viendo la realidad, los hospitales se están saturando, la gente sigue internada y de manera desafortunada las personas que se internan son más jóvenes. La edad media del pico de contagios el año pasado eran de 60 a 70 años, ahora los pacientes son de 30 años y algunos de 40. En el hospital donde laboro, hace tres semanas, sólo teníamos dos casos y ahorita ya estamos en 35, se está dando un crecimiento exponencial”.

El médico chiapaneco subrayó que el descontrol de la pandemia viene desde tiempo atrás, con un Hugo López-Gatell diciendo que el uso del cubrebocas no sirve, con un presidente de México diciendo abrácense, no pasa nada. Para este gobierno ya no existe la pandemia y es alarmante lo que se vive en este momento.

Carlos Palomeque destacó que para este gobierno la piedra angular de la pandemia es la vacunación, es una rama importante, sin embargo, no ha sido eficiente el programa de vacunación elaborado por nuestras autoridades de salud, ya que para decir que ya estamos protegidos por la vacuna se tiene que alcanzar la inmunidad de rebaño, pero para que esto pase por lo menos un 80 por ciento deberán estar vacunados o con una infección previa, pero lo mejor es que estemos vacunados.

“En México se han aplicado aproximadamente 40 millones de dosis y sólo 25 millones con el esquema completo, es decir, en el país estos 25 millones de personas representan un 20 por ciento de personas vacunadas, lo que nos tiene muy lejos de alcanzar el control de la pandemia”, precisó.

Cuestionado sobre la noticia dada a conocer por el comunicador Ciro Gómez Leyva de que existen alrededor de 19 millones de vacunas extraviadas sin que el Gobierno federal pueda dar una explicación sobre ello, Palomeque Ramos calificó de increíble que esto pase cuando tenemos un gobierno que presume de honestidad completa y de control de todos los programas que ellos tienen, “me parece trágico que 19 millones de vacunas no sepan dónde se encuentran, ¿qué pasó allí?, ¿a dónde se mandaron?, ¿se vendieron?, ¿se regalaron?”.

No puede existir esto, agregó, que un gobierno acapare la única arma efectiva contra esta pandemia y exista este tipo de descontrol. Es una situación triste y frustrante, sobre todo para nosotros, el personal médico.

Al abordar el tema de la decisión, al parecer irrevocable, del Gobierno federal para el regreso a clases presenciales de millones de niños y jóvenes en el país, el médico del ISSSTE consideró que se trata de una decisión carente de lógica, “no sé en qué cabeza cabe ahorita llamar a una concentración masiva de estudiantes en las escuelas cuando tenemos este panorama, nosotros que estamos en los hospitales lo vimos antes, ya empieza a repercutir en la sociedad, las familias se están dando cuenta, los contagios están más cerca en personas jóvenes”.

Explicó que, a pesar de que el contagio no causa COVID-19 grave en jóvenes, resultan ser la puerta de entrada a las familias, para personas vulnerables, para personas de mayor edad, a personas con morbilidades desarrolladas. ¿Qué pasará en escuelas llenas de adolescentes, de niños?, serán la puerta de entrada para el virus a las casas.

Insistió en que se deben mantener las medidas sanitarias, las efectivas y la más efectiva es el uso del cubrebocas. Se esté o no se esté vacunado, el cubrebocas siempre se debe portar porque es una medida de protección tanto para el que lo usa como para el que está enfrente. Es una medida de empatía en la sociedad.

“Se debe seguir con el lavado de manos, con el distanciamiento social, evitar los lugares concurridos y en la medida de lo posibles evitar salir, mantener la distancia y cuidar a la familia”, reiteró el médico general, quien también es consejero estatal del PAN en Chiapas y coordinador general de la Secretaría Estatal de Acción Juvenil.