México será la sede de conversaciones entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición de Venezuela, en fecha no determinada pero muy próxima.

Maduro exige como condición el levantamiento de las sanciones económicas entre las que está el embargo al petróleo de Venezuela, la oposición que encabeza Juan Guaidó exige un cronograma de elecciones que incluya las presidenciales a cambio de un levantamiento progresivo de sanciones. Las elecciones de alcaldes y gobernadores están programadas para el 21 de noviembre.

Maduro anunció la eliminación de la figura de protectores (súper delegados con más facultades que los electos) que son nombrados en los municipios o gubernaturas donde gana la oposición, como muestra de “buena voluntad”.

Aunque ya ha habido pláticas y acuerdos antes, todas han fracasado, como resultado están el boicot en las elecciones presidenciales de 2008 y en las legislativas de 2020, también la oposición se negó a presentar candidatos por la falta de seguridad jurídica y las experiencias de fraudes electorales o de creación de un congreso alterno a modo.

Desde febrero de 1999 a la fecha, 21 años, Venezuela ha vivido una dictadura que ha llevado a una terrible crisis humanitaria, con Chávez y después con Maduro, hambre y racionamiento de alimentos, desmantelamiento del aparato productivo, corrupción, abandono de ranchos y granjas productivas, represión de manifestaciones, elecciones amañadas, persecución y represalias en contra de la oposición (recordar a Leopoldo López acusado de las muertes de los manifestantes que hicieron la policía y el ejército, condenado y preso por más de cinco años).

Sólo como botón de muestra de la magnitud de la crisis, se ha anunciado a partir de octubre la eliminación de 6 ceros a la moneda, para crear “el bolívar digital”, antes en 2007 le quitaron 3 ceros para dar paso al “bolívar fuerte”, que ni tan fuerte porque en 2018 le quitaron 5 ceros para que circulara el “bolívar soberano”, es una verdadera tragedia esta inflación que ha borrado los patrimonios de la mayor parte de las familias venezolanas, que fue uno de los países más prósperos; se necesitarán hoy 100 billones (millones de millones) de la nueva moneda para comprar lo que hace 15 años compraba un bolívar, es el peor fracaso de una economía y por el mayor tiempo en más de 100 años en todo el mundo.

Un buen amigo venezolano que vive en Miami visita a sus padres y suegros dos veces por año, sólo lleva dos maletas cargadas de medicamentos para ellos, y dólares ocultos, de otra manera no sobrevivirían.

Entre los analistas hay muy bajas expectativas sobre el resultado de la próxima ronda de conversaciones, ya sea porque los acuerdos los violará el gobierno como lo ha hecho en el pasado una vez que consigue lo que quiere, ya sea porque la oposición se divide por la injerencia de los agentes gubernamentales o porque la gente ya se desencantó del voto, las últimas elecciones, aunque gane la oposición han derivado en fraudes, persecución y muerte de decenas de manifestantes.

En 2006 hubo elecciones presidenciales, se registraron 21 candidatos más el presidente Chávez, la mayoría “paleros” del sistema, 8 se retiraron antes del proceso electoral, tuve la oportunidad de enviar como observadores a 12 diputados(as), todos regresaron impresionados del ambiente violento y de dictadura prevaleciente, a todos les parecía que eso era imposible que sucediera en México.

Hoy tenemos un presidente que celebra y apoya al gobierno dictatorial de Venezuela, no perdamos oportunidad de platicar con algún venezolano sobre su patria (en México existen muchos que salieron huyendo), hagamos esfuerzos por ayudarlos, pero también hagamos conciencia de que si nos descuidamos México podría ser el siguiente a sumarse a Cuba, Venezuela y Nicaragua. “Aprendamos del dolor ajeno”.

 

Héctor Larios Córdova es Secretario General del CEN del PAN.

Twitter: @LariosHector