A los 46 millones de mexicanos que vamos a gobernar les decimos que no les vamos a fallar. Acción Nacional está listo para dar resultados, sin culpas ni pretextos, en seguridad, crecimiento económico y respeto a la pluralidad política. El PAN sí quiere que los pobres se vuelvan clase media, con aspiraciones, sueños, éxitos y estudios, aseguró el Presidente Nacional, Marko Cortés Mendoza.

Entrevistado en su oficina, ubicada en el tercer piso de la sede nacional en la Ciudad de México, el líder panista se dijo satisfecho con los resultados de la reciente elección intermedia, que tuvo una participación ciudadana histórica del 52.66 por ciento y en la que Acción Nacional fue en coalición, en algunos lugares, con el PRI y el PRD.

“Tomamos decisiones muy difíciles, hacer una coalición PAN-PRI-PRD no fue fácil, había que pensarlo muchas veces, y por eso consultamos a la militancia, nunca antes una coalición electoral se había consultado a la militancia del Partido”, comentó el líder nacional, cuya dirigencia acaba de lograr un crecimiento del 80 por ciento de triunfos en los 300 distritos de mayoría para el Congreso federal, respecto a la elección pasada.

Cortés Mendoza, quien estuvo acompañando a candidatas y candidatos en sus campañas en todo el país, detalló que no sólo se consultó a la militancia sino a liderazgos panistas, ex gobernadores, gobernadores, senadores, diputados, jefes estatales, consejeros nacionales y estatales, lo que generó un gran debate y reflexión en el Consejo Nacional, “para tomar juntos la decisión que en ese momento y a la luz de los riesgos y amenazas que se venían para el país había que tomar. Hoy podemos decir con claridad que tomamos una buena decisión”.

Y es que gracias a la coalición, añadió el dirigente michoacano hecho en Acción Juvenil y con amplia experiencia legislativa, se pondrá un bloque de protección constitucional a MORENA, para que no siga cambiando a contentillo y a capricho la Constitución.

Además, dijo, demostramos que sí se le puede ganar a MORENA, porque si se comparan los votos de la coalición “Va por México”, 12,575,879, con los votos de la coalición “la desesperanza de México”, 12,802,391, estamos equiparables y en este 2021 dimos el primer paso para recuperar el rumbo del país en 2024.

“Le dimos una estocada en el corazón a MORENA, aquí en la Ciudad de México, a sus aspirantes presidenciales más fuertes. Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard cargan la línea 12 del Metro porque no quiso el presidente sancionarlos, los protegió y la sociedad, los citadinos, los sancionaron a ellos”.

Asimismo, destacó los triunfos obtenidos en toda la zona poniente metropolitana del Estado de México, “lo que en el PAN llamamos el Corredor Azul”, así como las gubernaturas ganadas en Chihuahua y Querétaro, aunque reconoció que es doloroso perder Baja California Sur, pese a que con los datos obtenidos hasta hoy por el INE y por lo que refiere el propio candidato hay muchas inconsistencias; también se ganaron capitales que no se tenían como Hermosillo, Morelia, Cuernavaca, Puebla y se recuperó Toluca.

Además de ciudades como Aguascalientes, Chihuahua, Guanajuato, Celaya, Querétaro, Bacalar, Solidaridad, San Luis Potosí, Ahome, Apizaco, Veracruz, Boca del Río y Mérida. En alcaldías como Benito Juárez, en la Ciudad de México, y León, Guanajuato, se ganó tres a uno, “eso es parte de nuestra mejor carta de presentación, la gente votó por nuestros buenos gobiernos”.

Y lo más importante, “vamos a gobernarlos bien y de ahí vamos a lograr fortalecernos. El reto es demostrar a los ciudadanos que su voto por nosotros vale la pena, que en los hechos el PAN lo hace mejor”, resaltó.

El líder albiazul dejó en claro que la coalición será fuerte en la legislatura, sin claudicar a los principios, valores e ideologías partidistas, “Acción Nacional impulsará su plataforma, pero construiremos en lo que nos unió: defender la libertad, el derecho a disentir, las instituciones, el contrapeso, el que México crezca con oportunidades de trabajo mejor pagados, que se respete la soberanía de los estados, el federalismo, el municipalismo”.

De la mano de la coalición harán valer un mejor ejercicio del gasto público para las finanzas estatales y municipales, la seguridad, impulsar el desarrollo del empleo, de la productividad y para rescatar el tan vulnerado ahora sector salud, porque hay un desabasto de medicinas sin precedentes en México.

Marko Cortés afirmó que defenderá todos los triunfos que se obtuvieron, los de Acción Nacional y los de la coalición “Va por México”, ya sea en los conteos o en los tribunales.

El Presidente del PAN aplaudió la labor del INE, al que calificó como otro de los ganadores, pues pese a la inseguridad se instaló el 99 por ciento de las casillas y se logró una contienda confiable; por ello, “tenemos que fortalecerlo, que siga autónomo, es una institución indispensable para nuestra democracia”.

El dirigente de Acción Nacional hizo un llamado a López Obrador para que deje de lado la confrontación y el resentimiento, para iniciar desde ya la reconstrucción del país.

“El problema es que el presidente no se ve como Jefe del Estado mexicano, se ve como presidente de MORENA. Palacio Nacional se convirtió en la casa de campaña desde donde todos los días, haciendo política y no gobernando, denostó a partidos opositores, a la coalición Va por México, a los liderazgos opositores políticos, empresariales o de los medios de comunicación y confrontó a los mexicanos. Es inaceptable”.

A todos los ganadores, quienes bajo las siglas del Partido Acción Nacional gobernarán o estarán en el Congreso federal o estatal, les hizo un llamado a trabajar bien, a hacer lo correcto, que entiendan que los ciudadanos observan, valoran, califican y desde luego premian o castigan.

Entre las cosas que le gustaron al líder albiazul es que el Partido logró emocionar a la gente y convencerla de que el cambio es posible. “Lo primero que hay que hacer en una campaña es que la gente lo crea con el corazón, que se puede. Al inicio de este proceso, en septiembre del año pasado, se veía imposible, cuando tomamos esta dirigencia nacional el PAN traía una intención del voto de siete por ciento, logramos que la gente volviera a creer y que votara por nosotros”.

Marko Cortés siempre recordará las filas y filas de gente en las casillas para emitir su voto, en algunos casos con horas de espera, porque era necesario ponerle un contrapeso a MORENA, pese a que fue una contienda muy inequitativa, “porque el gobierno se metió con todo: persiguió a los opositores, utilizó a la Fiscalía y la delincuencia participó activamente, consentida claramente por el Gobierno federal. La gente salió a votar y logramos un resultado muy positivo, nunca como el deseado, pero hoy le damos pluralidad al país y nos fortalecemos rumbo al 2024”.