Cómo los autócratas están reinventando la política en el siglo XXI

Maricarmen Rizo

 

Un libro para entender cómo los autócratas, a base de mentiras, toman, usan y abusan del poder. Moisés Naím expone al enemigo que amenaza nuestra libertad y prosperidad como sociedades democráticas: “el poder en una forma nueva y maligna”.

Y ante la pregunta ¿qué futuro tiene la libertad?, el analista internacional plantea que para poder derrotar algo, antes hay que entenderlo, por ello en su libro examina la estrategia de varios líderes autócratas y su forma de gobernar.

¿Cuál es su fórmula?, ¿cuáles son sus componentes? y ¿cómo se aplica en el mundo real? Estas son las preguntas fundamentales que se hace este libro. En opinión del autor, la fórmula puede resumirse en tres palabras: populismo, polarización y posverdad. “Las llamamos las tres pes. Y quiénes utilizan estas herramientas son los autócratas 3P”.

Con la lectura queda claro cómo los autócratas 3P son dirigentes políticos que llegan al poder mediante unas elecciones razonablemente democráticas y luego desmantelan los contrapesos a su poder mediante el populismo, la polarización y la posverdad.

“La polarización desgarra a las sociedades. Siempre lo ha hecho. En el marco de las tres pes, es todavía más aguda, más global, más digital y está más generalizada”, afirma el autor, quien a lo largo del texto desmenuza cómo ha cambiado la estrategia para adecuarse a la era digital y sus repercusiones.

Los líderes tres pes pueden ser ideológicamente distintos, como lo son Donald Trump, López Obrador, Bolsonaro, Berlusconi, Maduro, Putin o Erdogan, pero son líderes semidictatoriales o dictatoriales del todo, que terminan o lastiman las democracias.

De acuerdo con Moisés Naím, el populismo, la polarización y la posverdad son estrategias y los autócratas actuales necesitan herramientas técnicas, psicológicas, comunicativas, tecnológicas, legales, electorales, financieras y organizativas para reafirmar su poder y protegerse de las fuerzas que lo limitan, a éstas les llama “las herramientas del poder”, que van de la mano del dinero, ya que la máxima “el dinero es poder y el poder es dinero” sigue vigente.

En el ensayo, editado por DEBATE, 2022, el periodista venezolano, radicado en Estados Unidos, analiza también otros enemigos de la democracia como son los monopolios, las prácticas anticompetitivas y la concentración empresarial, así como el ciberespacio mundial cuando es convertido en arma política y la esclerosis institucional.

La esclerosis institucional la define como la forma caótica, ineficaz e injusta que tienen las democracias tradicionales de acumular trabas que disminuyen la capacidad del gobierno de proveer los bienes públicos. Es, dice, política que beneficia mucho a unos pocos y casi nada a muchos.

El autor subraya la necesidad de que alguien vigile a los vigilantes. Por ello, juegan un papel trascendental los pesos, contrapesos y controles, así como en la importancia de la independencia del Poder Judicial y el sistema de elección de los magistrados para garantizar el poder de los otros poderes y las instituciones.

Cabe reflexionar que “las sociedades no abandonan los principios democráticos por capricho. Lo hacen después de largos periodos de destrucción, de decepciones y de deterioro de las condiciones de vida” y es que “no hace falta ser pobre para sentirse desilusionado por la vida. Ni siquiera es cuestión de desigualdad económica, aunque esta alimenta los sentimientos de injusticia que indignan a la gente”.

Moisés Naím alerta de cómo la antipolítica es el virus de la democracia, el caso de Italia, por ejemplo, demuestra que la antipolítica fue la autopista para el populismo o el Brexit, y ojo, el fracaso de los partidos populistas no significa la vuelta a la política de toda la vida.

“El grito de que ‘se vayan todos’ se oye en todo el mundo (…). Mientras unos partidos políticos, antes temibles, se hunden e improvisan, ascienden al poder unos radicales sin experiencia y empezamos a darnos cuenta de que todo esto no es una anécdota pasajera, un descanso de la política normal”.

De fácil lectura, el autor nos hace comprender cómo es que la libertad y la democracia facilitan la prosperidad humana como jamás podrá la autocracia, así como la importancia de algo qué defender y no sólo algo a que oponerse.

Un libro de imprescindible lectura para quienes defienden la democracia, para desde un análisis crítico sobre sus bondades y dificultades, contra la embestida de los autoritarismos.