Este mes terminan las campañas electorales, tanto federales como locales, por lo cual, el próximo 6 de junio, millones de mexicanos tendrán la oportunidad de sufragar por el partido político que les haya presentado las mejores candidatas y candidatos, pero sobre todo, las mejores propuestas, planteamientos que de verdad trasformen la vida de los ciudadanos y por consiguiente de nuestro país.

Durante estos casi tres meses de campaña han quedado sobre la mesa dos visiones de nación muy claras: la de aquellos que apuestan y creen en la democracia como la vía para sacar adelante a México, que tienen la mira puesta en el futuro y no en el pasado, y la de aquellos que amenazan nuestra democracia mediante la intención de desaparecer a los órganos autónomos, que día a día siguen fomentando la corrupción, sí, esa corrupción que cobra la vida de mujeres, hombres y niños inocentes que ninguna culpa tienen de las malas decisiones, presentes y pasadas, de quienes hoy están en el poder.

Ese es el panorama actual de nuestra nación, el domingo 6 de junio, la sociedad mexicana tendrá la oportunidad de apostar por el verdadero cambio en materia económica, de salud, de seguridad, de desarrollo sustentable y detener a MORENA que, de verdad, se ha vuelto un peligro para México. Si no queremos un gobierno autoritario que todo lo destruye es hora de votar por la opción que representa la coalición “Va por México”.

La coalición “Va por México” y sus candidatos buscan que el país no retroceda y mucho menos que se rompan los equilibrios democráticos. Aun con sus diferencias ideológicas, PAN, PRI y PRD, han entendido que hay un bien mayor en esta elección: México, porque al final del día todos somos mexicanos y queremos lo mejor para el país y nuestras familias.

Los mejores candidatos son aquellos que representan a la coalición “Va por México”, cada uno de ellos fue elegido de forma democrática y transparente, son personas preparadas y honestas, a diferencia de los abanderados de MORENA, quienes durante este tiempo han sacado más que el cobre y para muestra varios botones: Félix Salgado Macedonio, David Monreal y Saúl Huerta. MORENA quiere gobernar este país con violadores, manoseadores y pedófilos, no hay que permitirlo.

El 6 de junio no estará en juego el futuro de ningún partido político, lo que estará en juego es el futuro de México, ya que MORENA y el presidente López Obrador están tratando de concentrar todo el poder para seguir destruyendo a nuestra nación. México nos necesita más que nunca y por eso cada uno de nosotros tiene que salir a votar ese domingo histórico, para cambiar la historia y fortalecer una democracia plural donde todos tengamos cabida y no sólo unos cuantos. ¡Sí hay de otra!