“De allá, de allá del norte, llegó Manuel Clouthier, un hombre que ha venido la Patria a defender. Maquío presidente, Maquío ganará, el grito de la genteeee, es lema popular.

“La radiodifusora y la televisión por orden del gobierno las puertas le cerró. Maquío presidente, Maquío ganará, el grito de la genteeee es lema popular”.

De esta forma compartió don David Ribbon Pérez algunos de sus momentos como militante de Acción Nacional en Mérida, pues él acumula 55 años como panista y tal experiencia le permite compartir vivencias por medio de canciones.

Es importante señalar que la música, en este caso las canciones, son una buena herramienta para comunicar cuando los recuerdos se juntan y don David tiene momentos que lo hacen sonreír, lo animan a expresar esos sentimientos y emociones como panista de más de cinco décadas.

La revista La Nación estuvo en Mérida, Yucatán, con el objetivo de visitar a don David Ribbon para que nos contara su historia. Conforme nos acercábamos a su casa, nuestra mirada intentaba ubicar el número exterior de su domicilio para llamar a la puerta, sin embargo, al voltear y mirar sobre la acera vimos a un hombre que se encontraba de pie en el umbral de una puerta a pocos metros de donde nos encontrábamos.

Fue muy grato identificar que se trataba de nuestro entrevistado, ya que vestía una playera de campaña del hoy alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha. Era una playera blanca con el logo de Acción Nacional y letras que comunicaban: Renán, presidente municipal de Mérida.

Con la tranquilidad de vivir en uno de los municipios más seguros del país, después de presentarnos, nos invitó a pasar de inmediato a su hogar. Acompañado de su esposa y una prima, señaló que fue en 1967 cuando ingresó al Partido.

Añadió que participó en campañas muy duras, ya que cuando salía a las calles para apoyar al PAN y se encontraba con caravanas de militantes del otro partido, le gritaban insultos, le mentaban la madre y hasta golpes había.

Durante la amena conversación, don David Ribbon, con entusiasmo a flor de piel, mostró diversas fotos y con gran claridad describió los momentos capturados en dichas imágenes: “Aquí está donde le hicimos el plantón al gobierno, mi padre y yo pedíamos a Víctor Manzanilla Schaffer que cumpliera su promesa de campaña y respetara las ideas de la ciudadanía”.

La persona que más admiro en Acción Nacional era don Carlos Castillo Peraza, él era una eminencia. ¿No has oído de él?, cuestionó al momento de recordar a uno de los últimos ideólogos de Acción Nacional.

Me decía don Carlos Castillo Peraza: “usted me dice Carlos y yo le digo David, y así nos llevamos bien”.

Yo, dijo, lo propuse para secretario de Gobernación. Después que falleció, en su entierro, su hermana me dijo: “don David, no pudimos gozarlo, ya lo habían aceptado en la Secretaría de Gobernación”, aseguró el panista meridano.

David Ribbon destacó que una vivencia increíble como militante fueron los triunfos de Vicente Fox y Felipe Calderón. Mirando ligeramente hacia arriba, comentó que tuvo la suerte de tratar con ellos: “en una ocasión vino (a Mérida) Felipe Calderón y le grité: don Felipe, él venía con 40 personas, me escuchó y se acercó a saludarme”.

Otro momento, el que más orgullo le causa como militante del PAN, es haber recibido su constancia de 55 años como panista y ese acto, en el que se le entregó un reconocimiento, fue respaldado por más de cinco decenas de personas.

En ese momento, don David Ribbon señaló una mesita que se encontraba a su lado izquierdo, pues en ese mueble se encontraban esos reconocimientos por su destacada militancia en Acción Nacional.

“Tengo ese reconocimiento por militancia de 55 años en Acción Nacional, tengo la presea Luis H. Álvarez, cerraron una calle, llegó mucha gente y me felicitaron; también tengo un reconocimiento de Renán Barrera, alcalde de Mérida”, dijo con orgullo.

Y, añadió, hubo un día en que estaba con Renán Barrera Concha y le pregunté: Renán, ¿qué te parece la alcaldía de Mérida? porque te apoyaré para que puedas ser presidente municipal. Me acerqué con diversas personas, con liderazgos, mucha gente importante también lo apoyó y él pudo ser presidente municipal.

También apoyé a Mauricio Vila, lo conozco bien, lo acompañé en algunos mítines, cuando ellos alcanzaron la victoria sentí un gusto enorme.

Para finalizar destacó: mire, esta canción nos servía de lema para campaña, porque Mérida estaba hecho un desastre, en esta calle había tierra por todos lados. ¿Les canto la canción?, bueno, ahí va.

“Calles llenas de basura y de hoyejos, infestada de reverdes y huarachos, cuando llueve nos ahogamos en el lodo, y las moscas y mosquitos no nos dejan ya dormir.

“Ciudad blanca que hoy estás tan destrozada por la injuria del poder municipal, yo te juro que en 26 de noviembre votaré para que tengas un gobierno sin igual.

“Quiero ver tus parques llenos de flores, hombres rectos y honrador de gobernantes para darte el lustre que tenías antes, para poder decirte Ciudad Blanca eres tú, Ciudad Blanca eres tú”.

Así terminó nuestra charla con don David Ribbon, militante de más de cinco décadas en Acción Nacional, hombre que viste playeras de campaña, pero, sobre todo, que aún en sus charlas con familiares y amigos escudriña el trabajo que hacen los gobernantes y liderazgos del partido blanquiazul en Yucatán.