En estos momentos, el futuro del país es bastante claro: se vislumbran complicaciones tras complicaciones debido a la falta de criterio por parte del lado oscuro, hoy llamado gobierno de México. La mayoría de los mexicanos estamos agobiados, entre una consulta inútil que costó millones, vacunas desaparecidas, falta de medicamentos, inseguridad y, por supuesto, atole con el dedo, que en esta ocasión se traduce como “gas bienestar”. Por si fuera poco, justifican el presupuesto que le quitaron al INAH con una pirámide mal hecha y que carece de significado real, tratando de empatizar con las culturas indígenas, que más que eso es faltarles al respeto.

Consulta impopular

El primero de agosto se llevó a cabo la consulta popular para enjuiciar a los ex presidentes. El abuelito de México buscaba la aprobación de la población para enjuiciarlos. En términos de consultas, es la primera que organiza el INE debidamente. Sin embargo, en términos legales cualquier persona que no cumpla con la ley debería ser enjuiciada, inclusive los futuros ex presidentes. Además de todo, en la consulta solamente participó el 7 por ciento de la población, de un total de 40 que se necesitaba. Hace falta una consulta para enjuiciar a la corrupción de cuarta.

Vacunas perdidas

No es nuevo, y ya lo hemos mencionado, que “mentiritas” Gatell no cumpla lo que promete, esta vez con la vacunación, según el subsecretario se estaría vacunando casi a la totalidad de la población para junio, sin embargo, ya pasaron mas de dos meses y apenas alcanza a llegar a la mitad de ésta. Y más preocupación, ya que al equipo de la cuarta división se les perdieron 19 millones de vacunas, ¿cómo?, ¿cuándo? Pues nadie sabe porque se echan la bolita entre Birmex y la Secretaría de Salud. Vaya que es muy fácil perder una que otra cosa, pero 19 millones de vacunas, por favor.

Regreso a la escuela

“Llueva, truene o relampaguee”, fueron las palabras de “lord Palpatine” para dar a entender que pase lo que pase se regresará a las clases presenciales. No obstante, nos encontramos en medio de la tercera ola de COVID-19 e inclusive hemos superado el número de contagios diarios de las primeras dos olas. Es así como la secretaria de Educación, Delfina Gómez, con tal de cumplir las órdenes de los sith, no pondrá ni un pero para que esto se vuelva una realidad. Más vale tener contento al jefecito, no vaya siendo que nos quite la candidatura de las próximas elecciones.

Atole con el gas

Y el circo no acaba, debido a que en esta ocasión o no pudieron bajar el precio de la gasolina, como lo habían prometido, se inventaron la creación de una gasera llamada “Gas Bienestar”, con la cual buscan “ayudar a los que menos tienen”. Pero como siempre, ocurrencia tras ocurrencia, lo único que lograrán es gastar el dinero que no se tiene en otra obra inútil del mesías senil. Cero y van cuatro mega obras inútiles con esta ocurrencia que costaría 11 mil millones de pesos. Nos damos cuenta que buscaban una cuarta transformación, pero para robar de otra manera.

Violencia a la libertad de expresión

Este gobierno se caracteriza por ser el peor en todas las materias y la seguridad no se queda atrás, pues los ataques contra los comunicadores y periodistas se han agravado en lo que va del sexenio. La última noticia fue la de Azucena Uresti, quien fue amenazada por el cartel de Jalisco por “tirarles”. Lo preocupante es que la cuatrote no garantiza la seguridad de sus comunicadores, pues entre menos noticias haya mejor y prefiere hacer tratos con el narco en lo oscurito, como ocurrió en su visita a Badiraguato, Sinaloa.