Rosa Colín Pérez es una panista de 76 años que nació en Melchor Ocampo, Estado de México, lugar donde actualmente reside. Comenzó su actividad partidista en 1972 al contraer matrimonio con Justino Flores Rivero, quien fue Presidente del Comité Directivo Municipal (1985) y posteriormente el primer alcalde panista en esta localidad (1997).

Doña Rosa no ocupó cargos al interior del Partido, pero si participó en las juntas directivas que se realizaban en el Comité donde descubrió el aire familiar de Acción Nacional. Años después, en 1994, se afilió.

“Me gustaban mucho las juntas y los festivales que celebraba el CDM, no era mucha gente, pero si éramos una familia, todos participaban, en especial, cuando iban a realizarse las elecciones”, señaló a La Nación.

Agregó que se planeaban todo tipo de actividades para recaudar fondos, como kermeses o bailes, y la gente estaba muy contenta. “Eso ayudó a que nos acercáramos más a la gente”.

Fue en una de esas reuniones que su esposo, en 1996, fue electo para ser el candidato por la presidencia municipal de Melchor Ocampo, se sintió, dijo, muy contento de participar y de que los ciudadanos lo eligieron para estar en el ayuntamiento.

 

Apoyo total de la gente

Rosa Colín calificó a su esposo como una persona muy trabajadora y comprometida, que siempre puso primero a su familia.

“Mi esposo trabajó en su tortillería, que todavía existe, y en la empresa automotriz Ford. Después de eso, se convirtió en el Presidente del CDM aquí en Melchor Ocampo, una vez terminado su periodo se enfocó en su familia y a trabajar desde casa. Un día lo vinieron a buscar para que participara como candidato a alcalde, y él respondió: me gustaría, pero en este momento no puedo dejar a mi familia, mis hijos todavía están muy pequeños”.

Cuando se decidió a contender por la presidencia municipal de Melchor Ocampo en 1997, Colín Pérez señaló que su esposo Justino al principio pensó que no iba a ganar.

“Yo le dije, qué va a pasar si ganas, me contestó: no es seguro que gane por todo lo que hará el PRI, pero ya me comprometí, así que me voy a esforzar y daremos la lucha”.

La respuesta de la gente fue increíble, añadió, principalmente cuando se hacían los mítines, todos estaban bien contentos, se hicieron caravanas de tres kilómetros con coches, camionetas y camiones, así de grande fue la participación de los ciudadanos.

“A la gente que lo apoyó les dijo: yo voy a ser presidente, no voy a prometer cosas que no les voy a cumplir, pero lo que si les voy a prometer es trabajo”.

Llegó la elección y mi esposo ganó, prosiguió, fue el primer presidente municipal emanado del PAN y durante sus tres años cumplió lo que prometió, darle trabajo a los melchorocampenses.

Gracias a la labor de Justino Flores, Acción Nacional ganó por segunda ocasión la presidencia municipal, esta vez con Juan Bosco Rivero Romero y esto ayudó a conformar lo que se conoció como “el Corredor Azul”.

 

Al frente del DIF

Al ser esposa del presidente municipal de Melchor Ocampo, Rosa Colín se convirtió en la directora general del DIF, eso le dio la oportunidad de convivir más con la gente y conocer sus necesidades.

“Se hacían jornadas asistenciales para mostrar los programas que había en el DIF, a la gente le gustaba y se sentían apoyadas. Hubo ocasiones donde había un enfermo o algún problema con los niños, en esa época (1997-2000) se instalaron desayunadores para las zonas Visitación y Tenopalco”.

Hubo un programa a nivel municipal, continuó, para que se pudiera dar ese servicio, las mismas mamás participaban en hacer el desayuno y se le daba a los niños.

Asimismo, comentó que los días más emocionantes o que más le gustó vivir eran los Días de Reyes y del Niño, porque en esos días se compraban juguetes e íbamos a cada comunidad a dárselos a las niñas y niños.

“Nos sentábamos en las iglesias y le dábamos los juguetes a todos, a veces iban señoras con sus bebés, se vivió una gran alegría y eso me gustó mucho”.

Después de cumplir su labor al frente del DIF, Rosa Colín Pérez continúa ayudando a su comunidad, en especial a la más necesitada. Platicó que hay gente que la busca para conseguir medicamentos o pagar consultas con médicos, por esta razón fue galardonada con el Premio al Mérito Voluntario.

“Estar al frente del DIF fue una hermosa experiencia porque me gustó ayudar a las personas, sobre todo a los niños, a las mamás y a las personas mayores”.

Para concluir esta agradable plática, Rosa Colín invitó a los jóvenes y a quienes quieran unirse al PAN a que se preparen académicamente y que se les dé una oportunidad a las personas que tienen ese ánimo y ese espíritu de sacar adelante a México.

“A los militantes y a la ciudadanía, tienen que luchar para poder rescatar México, vendrán tiempos mejores, hay personas muy capacitadas, responsables, con ganas de trabajar, denles esa oportunidad”.