El pasado 3 de septiembre, la mayoría morenista y sus partidos aliados en la Cámara de Diputados aprobaron en lo particular la iniciativa que propone reformar las leyes Orgánica de la Administración Pública Federal, de la Guardia Nacional, Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, y los artículos transitorios.

Con la aprobación de estas modificaciones se pretende oficializar la militarización de la seguridad pública en México, pues de acuerdo con lo aprobado la Guardia Nacional pasaría a formar parte de la Secretaría de la Defensa Nacional, quien tendría el control operativo y administrativo de esta institución.

Asimismo, el 14 de septiembre, en San Lázaro, se aprobó el dictamen que modifica el párrafo primero y adiciona los párrafos tercero y cuarto al Artículo Quinto Transitorio del Decreto de reformas a la Constitución Política, presentado por la diputada federal priista, Yolanda de la Torre, que amplía la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública durante un periodo que va de cinco a nueve años. Este dictamen fue remitido al Senado de la República para su discusión y posterior aprobación.

En la Cámara alta, el grupo parlamentario de Morena, en donde sólo son mayoría simple, enfrentó otra realidad y el dictamen no logró ser votado en el pleno ante la clara posibilidad de una derrota, fracaso que finalmente se dio el 21 de septiembre, a pesar de todas las presiones por parte del Gobierno federal a los senadores de oposición.

De esta forma, echando mano de todas las trampas legislativas, el coordinador de los senadores morenistas decidió regresar el dictamen a las comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos, las cuales tendrán un periodo de 10 días para analizarla de nuevo y presentarla ante el pleno de la Cámara alta.

Es de resaltar el excelente papel que han hecho las y los legisladores de Acción Nacional en el Congreso de la Unión, así como el resto de los partidos de oposición, pues este es el primer paso para detener la pretensión presidencial de militarizar la seguridad pública en nuestro país.

En entrevista con La Nación, la diputada federal de Acción Nacional, Rocío Reza Gallegos, puntualizó que el Partido y sus legisladores dieron el aval para la creación de la Ley de la Guardia Nacional, que le dio vida a esta institución, con el precepto de que los temas de seguridad no se deben de politizar, por el contrario, se enfatizó que su mando fuera plenamente civil en beneficio de las y los mexicanos.

“Sin distinción de colores todos tenemos que contribuir, porque sabemos que es una demanda de la ciudadanía, que los ciudadanos merecen paz y tranquilidad. En ese momento nosotros dimos nuestro aval y sí cuidamos que la Guardia Nacional tuviera un mando civil, algo que no se está respetando en este momento”.

La legisladora por el estado de Chihuahua sostuvo que tanto la iniciativa presidencial como la priista le están vendiendo una falsa idea a las y los ciudadanos, pues los engañan al decirles que con la presencia militar es como se va alcanzar la paz, lo cual, afirmó, es totalmente falso.

Consideró que para construir la paz se requiere que los estados y los municipios fortalezcan a sus corporaciones policíacas a nivel local, que estén presentes y capacitadas, ya que son el primer contacto con la ciudadanía. Denunció que en estos cuatro años lo que ha hecho el Gobierno federal es desarticular completamente a los cuerpos policíacos en el ámbito local.

“Está optando –Gobierno federal- por el camino fácil, que no es para nada la construcción de la paz, en donde se le pretende brindar a las Fuerzas Armadas competencias y atribuciones que no tienen y, sobre todo, también una responsabilidad que no tiene, una responsabilidad que es del Gobierno federal, porque es él quien debe articular toda la estrategia en materia de seguridad en el país”.

Prioritario implementar una verdadera estrategia de seguridad

La integrante de la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara baja lamentó que, tras cuatro años de gobierno, el presidente López Obrador siga buscando culpables del desastre que tiene su administración en materia de seguridad, pues, dijo, los grupos parlamentarios de Acción Nacional le han hecho propuestas por medio de iniciativas que han sido desechadas por él mismo y sus legisladores.

“Lo hemos hecho a través de distintos posicionamientos, con el propósito de que se logre articular una verdadera estrategia en materia de seguridad que contemple la prevención, la contención y la parte, incluso, de la reinserción social, así como la parte de abatir la impunidad de las investigaciones, de todo lo que conlleva también esa parte de la carrera policial y que se tiene que valorar desde el ámbito local”.

En ese sentido, urgió al Gobierno federal a coordinarse con los estados y los municipios, pues es sabido que entre todos los órdenes de gobierno se tiene que robustecer la seguridad para que los mexicanos puedan tener seguridad, paz y tranquilidad para sus familias, demandas que en ninguna parte de lo que ha planteado hasta este momento Morena se han tomado en cuenta.

Reza Gallegos reiteró que Acción Nacional seguirá presentando planteamientos para garantizar la seguridad de todos los mexicanos, los cuales se enfocarán en la parte de la profesionalización de las policías locales, que tengan una capacitación constante, permanente, para que alcancen a ser policías verdaderamente calificadas y que puedan desarrollar una carrera policial, cuyo fin sea atender y apoyar directamente al ciudadano.

Un punto primordial, dijo, está relacionado con los ministerios públicos, ya que es ahí también donde está un cuello de botella en todos los estados, incluso, en el ámbito federal; hoy día no se están dando opciones para que pueda, de alguna manera, existir una verdadera impartición de justicia.

“También tenemos una ley relacionada para la verdadera reinserción social, porque eso el Gobierno federal ni siquiera lo voltea a ver, y es que es desde las cárceles donde están ocurriendo las extorsiones, donde se están fraguando, y son partes del crimen organizado a las que se les ha abierto la puerta de par en par, es algo también sumamente delicado”.

La política chihuahuense aseguró que los grupos parlamentarios de Acción Nacional están preparados para decirle al presidente cómo se articula un modelo de seguridad para el país.

Grave anteponer intereses personales

Ante el cuestionamiento de si el voto en favor de cambiar la ley de la Guardia Nacional, por parte de los diputados federales del PRI, responde a presiones por parte del Gobierno federal, Rocío Reza Gallegos subrayó que es un tema delicado, pero que es más grave anteponer los intereses particulares, grupales, personales, al interés de la nación, al interés de todos los mexicanos.

“Hemos asumido compromisos ante la ciudadanía, firmamos compromisos desde campaña con la sociedad civil y nos comprometimos a la no militarización del país, nos comprometimos a la defensa del Instituto Nacional Electoral, nos hemos comprometido a defender la Constitución. Es nuestra responsabilidad cumplir con estos compromisos”.

Manifestó que los diputados federales priistas no están diciendo la verdad, porque no es congruente que, de la noche a la mañana, con un asunto que desde la semana pasada se estuvo defendiendo (la no militarización del país), salgan de pronto con que cambian de opinión; “la verdad es que quienes están dirigiendo en este momento al PRI, creo, que también están traicionando a su propio partido”, concluyó.