Naty Díaz es una mujer que conoce el Oaxaca real, que entiende las necesidades de la ciudadanía, que con fuerza, voluntad y preparación enfrenta las diferentes problemáticas el estado, altamente marginado, y que ofrece soluciones para que todas las familias vivan mejor.

Candidata del Partido Acción Nacional a la gubernatura de la entidad, Natividad Díaz Jiménez está realizando una campaña de escucha, respeto y mucho acercamiento con la gente rumbo a las próximas elecciones del 5 de junio; la abanderada albiazul confía en tener el voto para ser gobernadora y, pese a los ataques por parte de la actual administración estatal, está optimista y fuerte “porque Oaxaca ya no puede con tanto abandono”.

Entrevistada por La Nación en la capital oaxaqueña, Naty Díaz compartió que su motor principal es la fuerza de su familia, así como la preocupación del Oaxaca real, el que está rezagado por los malos gobiernos.

“Oaxaca necesita una gobernadora mujer ahora, ya no puede esperar otros seis años. Quiero construir una política basada en la familia, la mujer y el gobierno donde podamos hacer este triángulo de comunidad, que dé confianza y seguridad. Por este motivo, hoy Naty Díaz quiere ser gobernadora de Oaxaca”.

La candidata panista ha sido dirigente estatal del Partido, diputada federal y diputada local, en donde fue la primera mujer presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en su calidad de Coordinadora de la bancada panista.

Indicó que el reto principal de su gobierno será evitar el dolor por el abandono social en su entidad, así como terminar con el desinterés general por la política y la inseguridad que se vive; “hay también un abandono en el tema de salud, no hay cercanía entre el gobierno y la sociedad, no hay atención por parte de las autoridades a las necesidades de la gente oaxaqueña, a la gente del campo, del comercio”.

Naty Díaz reconoció que no es fácil ir sola, en la entidad no se concretó la coalición otros partidos. Sin embargo, dijo que Acción Nacional es el partido que lleva la propuesta, el que invita a caminar de la mano a las familias oaxaqueñas, a los jóvenes oaxaqueños; el enemigo de Oaxaca hoy se llama pobreza, marginación, inseguridad, abandono en la salud y, sobre todo, abandono en la educación”.

Afirmó que su gobierno valorará y tomará en cuenta a los jóvenes, los cuales están desanimados por lo que sucede en la política. “El reto es, desde hoy, convencerlos de que no soy la política que promete y no cumple, y de que las políticas públicas que implementaré serán en beneficio de todo el estado”.

Educación

Una de las principales apuestas de la candidata panista es la educación. Por ello, una vez en el gobierno, construirá más universidades para que los jóvenes pueden estudiar las carreras que elijan, así como generar más oportunidades de empleo para que puedan desarrollarse en su carrera y cumplan sus sueños.

“También necesitamos construir espacios deportivos dentro de todo el estado para que los jóvenes puedan desarrollar sus habilidades en cuanto al deporte y Oaxaca tenga jóvenes felices, entretenidos. Invertiremos en la educación y salud de nuestras futuras generaciones de nuestros niños”.

Salud

El gobierno de Naty Díaz le apostará a la salud oaxaqueña, para lo cual emprenderá un combate contra la corrupción que impera en este sector. “Necesitamos organizarnos y evitar que Oaxaca siga siendo el cajero automático de la gente que viene de fuera y decide por la salud de los oaxaqueños; necesitamos ocupar este sector con gente oaxaqueña, pero sobre todo que los miles de millones de pesos que se etiquetan al tema salud se destinen para lo que son”.

Precisó que la pandemia por COVID-19 pegó fuerte en el estado, ya que ni el Gobierno federal y menos el estatal, mostraron interés ni sensibilidad al dolor de los habitantes de Oaxaca, en donde se tuvo escasez de oxígeno y muchas familias se vieron obligadas a buscar préstamos para adquirir medicamentos y herramientas necesarias para combatir esta enfermedad.

Seguridad

“No podemos dejar pasar por alto que en nuestro estado fallecen muchas mujeres. Vemos asesinatos de niñas, niños, familias enteras, periodistas y no pasa nada, es necesario poner orden, ser sensibles, y, sobre todo, que no se vuelva a repetir el abandono actual y la inseguridad”.

Compartió que ella también ha sido víctima de la violencia que se vive en la entidad. “Me sumo con todas las mujeres, es difícil explicar cuando vives este escenario y no encuentras justicia, es un compromiso y un reto que tú te llevas, en donde la lágrima de la mujer es la principal fuerza y pasión que me compromete, me mantiene de pie para sacar a Oaxaca adelante”.

Cabe señalar que hace un año mataron a su papá, Leonardo, quien también era militante panista. Además, sufrió violencia política cuando la desconocieron como presidenta de la Junta de Coordinación Política en el Congreso del estado.

“Más allá de salir a victimizarme, he sido una mujer que estoy de pie, con la cara en alto y luchando por los sueños de los mexicanos. Podemos seguir caminando y podemos seguir tomándonos de la mano, porque cuando la mujer se toma de la mano con muchas mujeres entramos a este corazón de Oaxaca, que es el amor, es la fuerza y es la pasión de todas estas mujeres y estos jóvenes que sí creemos en un Oaxaca diferente, que sí creemos que hay esperanza para los oaxaqueños”.

Comunidad indígena

Oaxaca cuenta con una comunidad indígena muy importante, por lo que para la abanderada panista es muy importante construir y caminar en comunidad con todas y todos, “de la mano de nuestras raíces y tradiciones, esto nos hace totalmente fuerte a todos”.

“El compartir con nuestros ciudadanos oaxaqueños ha sido una gran experiencia, hermanos como nosotros nos llamamos. Nos dirigimos siempre con respeto y hablamos de las mismas necesidades, porque la pobreza y la desigualdad es la misma para todos los oaxaqueños, tenemos el mismo abandono a pesar de que existen programas federales de apoyo”.

La campaña de Naty Díaz arrancó con la visita a las familias abandonadas, las que carecen de acceso a la salud, que enfrentan la falta de medicamentos, que sufren la inseguridad y la falta de oportunidades para obtener empleos y estudiar.

“Mi campaña no será de mítines de acarreados, en donde van a la fuerza, será de escuchar a las familias oaxaqueñas del Oaxaca real, quienes viven la realidad de nuestra entidad, lo que es el Oaxaca real”.

Lamentó que en el Oaxaca real no haya atención para las comunidades. Por ello, uno de sus principales ejes de campaña y de gobierno es la voluntad de trabajar y de querer hacer las cosas bien, porque, apuntó, si no traemos este principio, si no traemos en este momento las ganas de hacer las cosas yo te puedo asegurar que nada de lo que hablemos en el papel se verá logrado en la tierra.

“Soy una mujer candidata, pero futura gobernadora joven. Ya pasé por esos momentos donde nos piden que la experiencia para poder gobernar sea la madurez o ser adulto, eso lo he visto y lo he vivido, pero para ser un buen gobierno se requiere principalmente rodearnos de gente buena, de los buenos consejos, de la buena actitud”.